limpieza hospitalaria

Empresas de limpieza: la importancia de los servicios de limpieza hospitalaria

Una empresa de limpieza que cuente con el material y la especialización necesaria debe ser la encargada de la limpieza de centros sanitarios, ya que requieren unos altos niveles de desinfección para prevenir posibles problemas de salud en los pacientes ingresados.

Según William Rutala, experto en infecciones: “Trabajar en un ambiente limpio y desinfectado ayuda a reducir cerca de un 99% el número de microorganismos potencialmente peligrosos”.

El riesgo de transmisión directa de una infección por una superficie es mínimo, pero puede contribuir a la contaminación cruzada secundaria a través de las manos de los profesionales o de los instrumentos en contacto con estas superficies. Por eso la higiene de las manos de los profesionales y la desinfección de las superficies es esencial.

Se ha demostrado que muchos virus pueden sobrevivir en superficies ambientales de los centros sanitarios o en camas y equipos, si se dan factores que favorecen la contaminación, como los siguientes:

  • Superficies con polvo.
  • Superficies húmedas.
  • Condiciones precarias de revestimiento.
  • No eliminar la materia orgánica de forma correspondiente.
  • Las manos de los trabajadores en contacto con las superficies.
  • La ausencia de la utilización de técnicas básicas por los profesionales.

Para evitar cualquier punto de esta lista, el personal de la empresa de limpieza que se responsabiliza de la limpieza hospitalaria debe conocer bien los protocolos y estar debidamente formado, además de conocer la clasificación de los riesgos a la hora de transmitir infecciones por falta de limpieza:

  • Área crítica: riesgo alto de infección, ya sea porque se realizan procedimientos de riesgo o se encuentran pacientes inmunodeprimidos.
  • Área semicrítica: donde se encuentran pacientes con enfermedades infecciosas de baja transmisibilidad y enfermedades no infecciosas.
  • Área no crítica: el resto de zonas donde no hay pacientes y no se realizan procedimientos de riesgo.

La misión del servicio de limpieza de un hospital es preparar cada zona para sus actividades, manteniendo el orden y conservando equipamientos e instalaciones, evitando principalmente la diseminación de microorganismos. Es muy importante que la empresa de limpieza cumpla con las regulaciones y los estrictos códigos respecto a las condiciones sanitarias.

Por este motivo, muchos centros sanitarios confían en empresas de limpieza para realizar tareas como las siguientes:

Limpieza de la ropa

Recogida, lavado y plancha de las sábanas, las batas y trajes sucios a diario. La empresa de limpieza también es responsable de inspeccionar el desgaste de las sábanas, remendarlas cuando sea posible y desecharlas cuando no pueden ser enmendadas.

Limpieza de instalaciones cubiertas

Las áreas del personal, las salas de espera, los cuartos de exámenes, las habitaciones de diagnóstico y los quirófanos son esterilizados y se procede a la limpieza de suelos y ventanas.

Limpieza de las habitaciones de los pacientes

El servicio de limpieza desinfecta los baños de las habitaciones de los pacientes, se cambian las sábanas y se limpian las demás superficies. Cuando un paciente deja la habitación, el espacio se desinfecta en profundidad para el próximo.

Residuos

Los servicios de limpieza de un hospital son responsables de prestar atención a los materiales reciclables según las regulaciones del hospital y desechar de manera adecuada los desechos médicos.

Como hemos visto, la limpieza dentro de un centro de salud, así como contar con el equipamiento necesario, el personal capacitado y respetar los procedimientos, son imprescindibles para prevenir la transmisión de infecciones. La mejor opción para conseguirlo es contratar una empresa de limpieza que cumpla con todos estos requisitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*